El asistente y el sobrino de Maradona complicaron a los médicos en su declaración

Mientras avanza la investigación que intenta averiguar la causa y los detalles de la muerte de Diego Armando Maradona, se suman y amplían declaraciones. Este jueves fue el turno de Maxi Pomargo y Jonathan Espósito.

Pomargo es el cuñado de Matías Morla y se presentaba como mano derecha del ex jugador. Espósito, en tanto, era sobrino del Diez. Tuvieron que declarar en la Fiscalía General de San Isidro y dieron detalles sobre los últimos días de Maradona.

Maxi Pomargo y Jonathan Espósito dieron detalles sobre los últimos días de Maradona en la Fiscalía General de San Isidro.

Con sus testimonios, complicaron aún más a los médicos Leopoldo Luque y Agustina Cosachov. Dijeron que lo notaban hinchado y que nadie hizo nada. También manifestaron que el astro del fútbol estaba deprimido.

Espósito aseguró que su función era “quedarse a dormir en la casa” y que tenía entendido que se había hablado con Luque sobre lo mal que estaba su tío. Pomargo, por su parte, dijo que Maradona estaba triste y había empezado a consumir más alcohol.

Compartir en redes

Comentar