Petroleros asegura que irá a las rutas con 30.000 trabajadores y sube la tensión en Vaca Muerta

El secretario general del gremio de petroleros Guillermo Pereyra indicó que las consecuencias de los cortes serán de producción de gas y también salariales luego de las dos semanas de protestas sobre las rutas. Es así que el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa presentó un amparo ante la justicia para que se garantice el acceso a sus puestos laborales. 

“Vamos a salir a la ruta, vamos a movilizar 20.000 o 30.000 trabajadores, porque van a participar otros gremios que también están seriamente afectados como el personal de jerárquicos, o los compañeros camioneros”.

“Vamos a salir a la ruta, vamos a movilizar 20.000 o 30.000 trabajadores, porque van a participar otros gremios que también están seriamente afectados como el personal de jerárquicos, o los compañeros camioneros”, dijo el secretario general del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa esta mañana según consignó el medio local La Mañana de Neuquén.

“Le vamos a pedir amablemente que nos dejen transitar. No estamos amenazando a nadie, vamos a movilizar y darles la lección de cómo se hacen las cosas cuando se está en conflicto”, afirmó. Pereyra también coincidió con que corre peligro la provisión de gas para el invierno.

“Algunos compañeros han tenido que regresar a sus casas, otros han quedado atrapados en los cortes. Hay compañeros con problemas de salud: por ejemplo algunos llevaron su insulina para los siete días que están en el campo, pero ya llevan 14 por esta situación“, sostuvo también el secretario en una entrevista con TN.

Pereyra hizo hincapié en la situación sanitaria por la que están pasando los trabajadores petroleros que quedaron en los yacimientos o bases y que tienen que negociar con los autoconvocados de la salud para poder salir. Este grupo independiente de ATE y UPCN está llevando adelante la protesta por un incremento salarial superior al 15% que cerraron las organizaciones sindicales con el Gobierno de Neuquén.

Hasta el momento en Vaca Muerta hay paralizados 70 equipos de perforación, fractura y terminación (casi la totalidad de los equipos que operan en la Cuenca Neuquina). Este retraso obligará a importar más combustibles líquidos o GNL (Gas Natural Licuado) con un costo aproximado extra para el Estado de entre USD 190 millones y USD 200 millones, según proyecciones de la industria.

Compartir en redes

Comentar