Grieta en la UCR: una reunión entre Morales y Lousteau terminó con gritos y reproches

El gobernador jujeño, Gerardo Morales, y el senador porteño Martín Lousteau, dos de los máximos referentes de la UCR, se reunieron cara a cara esta mañana en la sede del Comité Nacional del partido. Hubo palabras subidas de tono, reproches y fuertes cruces. 

Luego de conocida la ruptura del bloque de la Unión Cívica Radical en la Cámara de Diputados y la conformación de un nuevo bloque de 12 diputados de la UCR que responde a Martín Lousteau; Alfredo Cornejo, el presidente del partido, citó a varios dirigentes para conversar sobre la conformación del nuevo grupo de legisladores.

En la reunión estaban presentes los gobernadores de Corrientes, Gustavo Valdés, y de Mendoza, Rodolfo Suárez; también Luis Naidenoff, jefe de bloque del Senado. Allí se le hizo saber a Lousteau el profundo malestar que provocó en las filas del partido la decisión de dividir la bancada de diputados y se le recalcó que su actitud debilitaba al partido justo cuando éste comenzaba a robustecerse dentro de la coalición de Juntos por el Cambio en la carrera hacia las elecciones presidenciales de 2023.

El descontento del radicalismo

Algunos dirigentes radicales sugirieron que el nuevo bloque apadrinado por el senador no debía llevar la sigla UCR, sino solo Evolución. Otros, además, insinuaron que por provocar la ruptura, debe ser Carolina Losada, la ascendente senadora electa por Santa Fe, quien debía reemplazarlo en una de las vicepresidencias del Senado.

El chaqueño Ángel Rozas, histórico exsenador radical y portavoz de Morales en la reunión acusó a Lousteau de pretender dividir al radicalismo para debilitar al partido en la pelea con Pro por el liderazgo de Juntos por el Cambio con vistas a 2023. 

Lousteau no se quedó callado frente a las acusaciones. “¿Qué me dicen ustedes, si Morales tiene una relación difícil de explicar con el gobierno de Alberto Fernández? Y con Sergio Massa. Hizo votar a sus legisladores varias leyes del Poder Ejecutivo”, retrucó el porteño.

Tras la tensa reunión, algunos dirigentes radicales brindaron una versión en la que señalan que Morales “llegó muy violento y prepotente rodeado de Angel Rozas y dirigentes correntinos. Cornejo arrancó la reunión, Morales lo interrumpió y habló como quince minutos cuestionando el armado de otro bloque radical y diciendo que iba a pedir una declaración del partido. Morales lo acusó de que estaban jugando para Horacio Rodríguez Larreta”. En ese momento aseguran que el senador perdió la calma y le respondió: “vos venir a decir eso, que fuiste el más macrista los cuatro años del gobierno y hace dos que apoyas a Alberto Fernández y le votan todo en el Congreso”, lo que generó el alboroto que hizo que terminara la reunión.

Por otro lado, de acuerdo a un testimonio que recibió Infobae, “estaban citados los gobernadores, Lousteau y la mesa chica pero la reunión duró 5 minutos porque se iban a agarrar a trompadas. Gerardo Morales le recriminó romper el bloque y, además lo acusó de mandar a la barra de Chicago el viernes pasado al comité nacional para romper la elección de la Juventud Radical. La discusión se puso tensa y Morales rompió un vaso contra la mesa y Lousteau se fue”.

Compartir en redes

Comentar