Súper Bigote: la caricatura venezolana donde Maduro lucha contra sus enemigos imperialistas

La televisión venezolana estrenó el primer capítulo de Súper Bigote, un personaje que representa a Nicolás Maduro como un superhéroe que, con un puño de hierro, lucha contra opositores políticos locales y el “imperio americano”.

El canal estatal Venezolana de Televisión (VTV) transmitió el primer episodio de la caricatura que muestra al presidente venezolano como un superhéroe al mejor estilo Superman. Con tintes políticos y geopolíticos, el personaje usa su mano de hierro para enfrentar a opositores venezolanos e incluso contra el ex mandatario norteamericano, Donald Trump.

La televisión venezolana estrenó el primer capítulo de Súper Bigote, un personaje que representa a Nicolás Maduro como un superhéroe que lucha contra sus enemigos imperialistas.

La mano de hierro tiene que ver con una frase que el mandatario solía repetir cuando asumió el poder en 2013 y con la que amenazaba a todo aquel que subestimaba su capacidad de dirigir el Ejecutivo tras la muerte de Hugo Chávez: “Gobernaré con mano de hierro”.

En el capítulo, se hace alusión a un corte eléctrico que es provocado por un saboteo perpetrado por dos personajes que representan a los dirigentes opositores Julio Borges, del partido Primero Justicia (PJ) y Henry Ramos Allup de Acción Democrática (AD) a quien le imitan la voz y en tono de villano dice “ahora sí lo vamos a tumbar”.

En el 2019, Maduro lanzó una crítica contra el entonces mandatario de Ecuador, Lenin Moreno, donde se burló de sus críticas y trazó un linkeo con lo que sucedería dos años después. “Viene el presidente Lenin Moreno a decir que lo que está pasando allá es culpa mía. Que muevo mis bigotes y tumbo gobiernos. Ya estoy pensando qué próximo gobierno puedo tumbar con los bigotes. Yo no soy Superman, soy Súper Bigote”, ironizó en aquel momento.

Te puede interesar: Nicolás Maduro llamó “enemigos y espías” a los observadores de la Unión Europea

La emisión de esta caricatura generó mucho revuelo, tanto en Venezuela como en nuestro país, donde en redes sociales se pronunciaron con total indignación por un lado, mientras que otros apoyan el cómic y su narrativa comentado que “seguirán en batalla y creciendo”.

Compartir en redes

Comentar