El embajador argentino ante la OEA rechazó aplicar sanciones contra Nicaragua

El embajador argentino ante la OEA Carlos Raimundi rechazó este lunes aplicar sanciones o medidas unilaterales contra Nicaragua. Tras las elecciones presidenciales del 7 de noviembre en que Daniel Ortega fue reelecto para un tercer período consecutivo, el embajador argentino ante ese organismo aclaró que esta posición no significa “una defensa” de ese gobierno.

Argentina rechaza la idea de aplicar sanciones o medidas unilaterales que lo único que logran es exacerbar las tensiones y perjudicar la situación de las ciudadanas y los ciudadanos, creando paradójicamente un clima para tratar de justificar una mayor intervención externa. Priorizamos la gestiones diplomáticas y el diálogo, abogamos por la reconstrucción de los canales de comunicaciones con las autoridades nicaragüenses para que, en pleno ejercicio de su soberanía, se pueda al mismo tiempo lograr el pleno cumplimiento de los derechos humanos”, argumentó.

Argentina rechaza la idea de aplicar sanciones o medidas unilaterales que lo único que logran es exacerbar las tensiones y perjudicar la situación de las ciudadanas y los ciudadanos, creando paradójicamente un clima para tratar de justificar una mayor intervención externa”.

Ante las múltiples interpretaciones que han generado los posicionamientos del gobierno argentino frente a la situación en Nicaragua, Raimundi fue explícito en reconocer la legitimidad que tiene la institucionalidad internacional de la ONU y la OEA.

“Para evitar cualquier tipo de tergiversación como me ha sucedido en otra oportunidad, Argentina agradece la lectura de los informes de la Comisión Interamericana y del delegado de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, se reconoce parte fundamental del sistema interamericano de derechos humanos y del sistema internacional a pesar de que hemos tenido críticas recíprocas, diferencias, reuniones tensas con la comisión, nosotros ratificamos de manera indeclinable nuestro compromiso con el sistema interamericano de derechos humanos y el sistema internacional de derechos humanos”, dijo.

Raimundi

El embajador ante la OEA, Carlos Raimundi, aclaró que la posición argentina “no es una defensa” al gobierno de Daniel Ortega.

Y expresó el compromiso del país con las condiciones de la democracia en ese país. “La preocupación por la situación de las detenciones en Nicaragua las hemos expresado entre otras alternativas con nuestro voto en organismos internacional, y con el llamado a consulta de nuestro embajador, que ya está de regreso en la capital de Nicaragua”, explicó

Y basó este posicionamiento en la experiencia argentina y la lucha de su pueblo contra la dictadura. “No podría ser de otra manera nuestro compromiso con el sistema interamericano, porque en Argentina en el año 1979 se produjo un antes y un después a partir de la visita in situ de la comisión interamericana en cuanto a la legitimación pública que se hizo de lo que estaba sucediendo con los derechos humanos en nuestro país. A partir de ese momento Argentina forjó su compromiso indeclinable con el sistema interamericano y con el sistema internacional”, dijo.

Compartir en redes

Comentar