Covid en Argentina: el número que se triplicó en dos meses y preocupa la dinámica epidemiológica

En los últimos dos días, nuestro país registró más de dos mil nuevos casos de Covid y preocupa la posibilidad de que un nuevo rebrote del virus se instale en la población. Sin embargo, pese a que todavía no representan una cantidad de contagios relevante, Argentina llegó a tener más de 41 mil en un solo día, hay un índice que se triplicó en los últimos dos meses y que refleja el avance del coronavirus.

Más allá de tener entre mil y dos mil contagios nuevos, es importante compararlo con la cantidad de testeos que se realizan. El porcentaje de test positivos, en relación a todos los que se hacen, se denomina índice de positividad y aporta un dato importante a la hora de observar la dinámica epidemiológica.

En la jornada de ayer, 2260 nuevos casos de Covid fueron reportados en Argentina y se realizaron 40.739 testeos, lo que significa un poco más de un 5,5% de positividad. Lo preocupante es que este índice superó el 5% en casi toda esta semana, luego de que se ubicara entre el 3% y el 4% casi desde principios de noviembre. Esto se condice con el crecimiento de casos: un 18,7% en los últimos 14 días.

Este porcentaje se encontraba en un descenso sostenido desde la última ola de contagios de mitad de año. Los primeros días de octubre, el índice de positividad llegó a tocar su piso, rompiendo la barrera del 2%, llegando al 1,4%. Durante todo el resto del mes, se estabilizó entre el 2% y el 3%.

Sandra Crucianelli, periodista de Infobae, destacó la importancia del índice de positividad, en función de que es un indicador que varía mucho porque “depende de la cantidad de test que se hacen en el día, que cambia todo el tiempo, ya que por ejemplo los fines de semana, bajan mucho”. “Influye también el número de casos diarios, ya que en los últimos días han ido tendiente a la baja y cambiando mucho también”, aclaró.

Jorge Aliaga, físico e investigador de la UBA y el Conicet, explicó para ese medio que “el índice de positividad da una idea de la capacidad a la hora de detectar casos. Cuanto mayor es la positividad se detectan menos casos leves. Lo ideal es que haya una positividad menor al 10%”.

El índice de positividad da una idea de la capacidad a la hora de detectar casos.

Cuando esto pasa se pierde la capacidad de detectar y aislar a los asintomáticos que ya están contagiando, y es muy difícil bajar los casos, quedando como única posibilidad bajar la circulación de las personas”, detalló.

“Pero para lograr eso, por cada caso con síntomas hay que identificar muchos contactos estrechos y testearlos. Si por la gran cantidad de casos con síntomas es imposible rastrear a los contactos estrechos, se termina testeando sólo a personas con síntomas, y la positividad sube”, precisó el experto a este medio.

El testeo no sirve de nada por sí solo.

Rodrigo Quiroga, bioquímico, doctor en Ciencias Químicas, bioinformático e investigador del Conicet y Universidad Nacional de Córdoba, señaló que “es sumamente complicada esta variable. El índice de positividad depende de la indecencia relativa de COVID-19 frente a otras enfermedades que producen síntomas similares”. “Tiene que ver con la capacidad del sistema de diagnóstico de dar abasto para poder testear a todas las personas que cumplan con la definición de caso sospechoso por coronavirus”, indicó.

El testeo no sirve de nada por sí solo. Es importante encontrar a los positivos pero lo que frena el contagio es lograr que se aíslen y poder aislar a sus contactos estrechos también”, sentenció.

Compartir en redes

Comentar