Uno por uno: quiénes son los 7 imputados en la causa Maradona

A un año de su fallecimiento, desglosamos a los siete imputados en la causa que investiga el presunto homicidio con dolo eventual de Diego Maradona.

La Fiscalía General de San Isidro viene tomando declaraciones a imputados y a testigos desde poco después de la muerte. La primera conclusión es que, de mínima, hubo mala praxis. También, en base a testimonios y miles de audios auditados de los distintos teléfonos, aseguran que hay pruebas suficientes para tratar el caso como un eventual homicidio doloso. ¿Quienes son estos siete imputados?

Leopoldo Luque

El neurocirujano fue el que operó a Diego Maradona por un hematoma en la cabeza. El médico personal del exjugador de la selección argentina es sospechoso junto a su equipo médico por infringir los deberes que cada uno tenía a su cargo… incrementando el riesgo por fuera del margen permitido y condujeron al fatal desenlace del paciente que, de lo contrario, hubiese podido evitarse. Fue uno de los que firmó la externación de la Clínica Olivos para llevarlo a la internación domiciliaria.

Según la fiscalía, Luque “evitó asistir y/o al menos propiciar la debida atención médica” al Diez. “No garantizó su debido seguimiento con controles y estudios cardiológicos, ni convocó especialistas en materia cardiovascular, hepática y renal, conforme su cuadro requería, librando su destino a su suerte”. Además, aseguran que “ignoró y menospreció los síntomas y signos compatibles con la insuficiencia cardíaca que le eran informados” y que nunca realizó “una historia clínica de la víctima” ni asentó “los datos relevantes de diagnóstico, terapia y enfermedad del paciente”. En síntesis, despreció “los claros signos que anunciaban el riesgo de muerte”.

Más allá del homicidio, también fue imputado por “uso de documento privado adulterado” por pedir una historia clínica del Diego con una firma falsificada de su paciente.

Agustina Cosachov

Agustina Cosachov es una de las principales imputadas en la causa de Diego Maradona ya que era la psiquiatra personal del astro argentino. Pese a esto, la licenciada aseguró que su actuación y la medicación que le suministró al ex futbolista no tuvo influencia en el fallecimiento. En cambio, le echó la culpa a Swiss Medical, empresa de medicina prepaga, y a los enfermeros por las fallas que tuvieron en la internación domiciliaria. También firmó la externación de la Clínica Olivos.

Los fiscales la acusan de “no adoptar los recaudos adecuados” aún “teniendo pleno conocimiento de la patología cardíaca”, le atribuyen “no imponer límites al doliente”, y aseguran que no administró de manera correcta los medicamentos, “desentendiendose de los efectos adversos y eludiendo los controles y/o estudios apropiados a los fines de su evolución”.

Además, plantean que “evitó la asistencia correspondiente mediante el apartamiento expreso de los acompañantes terapéuticos, a la vez que obstaculizó la concurrencia al domicilio de un médico clínico y un nutricionista”. También indican que “se apartó “del lugar donde se encontraba llevando a cabo la internación domiciliaria, sin adoptar un plan de contingencia y seguimiento adecuados al caso”.

Además la imputaron por “falsedad ideológica” porque le atribuyen haber confeccionado un certificado de aptitud mental de Maradona sin haber ido a visitarlo.

Carlos Díaz

Es un psicólogo especializado en adicciones que trabajó con Diego Maradona y ahora es uno de los siete imputados. El especialista confirmó que comenzó a tratar al 10 por pedido de Matías Morla.

Díaz está acusado de “omitir proceder a su internación en un centro de rehabilitación adecuado”. “Fue involucrándose el ámbito de actuación profesional de la psiquiatra Cosachov, y avocándose incluso a tomar decisiones hasta entonces ajenas a su incumbencia profesional”, aseguran los fiscales. Además, dicen que “su poder de decisión sobre Maradona trascendió lo puramente médico, para extenderse a las relaciones del paciente con sus familiares“.

También lo acusan de “manipular” a la familia “proponiéndoles que todo lo que estaba sucediendo era producto de la libre y espontánea decisión de Maradona, alegando para ello que ‘necesitaba espacio'”. “No hacía más que ocultar la información relativa al verdadero cuadro de salud del causante, eludiendo de ese modo que ajenos al equipo médico hubieran podido adoptar medidas tendientes a revertir las falencias apuntadas y, en consecuencia, a evitar el desenlace fatal, con el que palmariamente colaboró”, indicaron.

Además, dicen que “omitió realizar las visitas y el seguimiento del paciente en tiempo y forma” y se le atribuye una “palmaria indiferencia de su conducta frente a la situación de emergencia y la posibilidad del resultado muerte”.

Te puede interesar: Los fiscales investigarán si a Maradona le suministraban drogas

Mariano Perroni

Se desarrollaba como el coordinador de los enfermeros que estuvieron con Maradona en la casa del Tigre. El hombre declaró que la psiquiatra y la médica a cargo de la internación domiciliaria eran las que daban todas las indicaciones médicas y que pedían “no molestar ni invadir” al Diez.

“Teniendo pleno conocimiento de lo que se hacía y de lo que no, en especial del manejo de los enfermeros para con el paciente, completó las planillas de las correspondientes atenciones, omitiendo plasmar sus asientos de forma completa y adecuada, consignando deliberadamente información que no se condecía con el real estado y atención médica que Diego Armando Maradona recibía”, aseguran desde la fiscalía.

Además, indican que “demostró un comportamiento desinteresado e indiferente frente a la situación de emergencia”. Finalmente, los fiscales lo acusan de “consignar falsamente en la hoja de enfermería que el paciente había sido revisado en diversas oportunidades”, cuando esto no había ocurrido.

Nancy Forlini

Nancy Edith Forlini era la médica que estaba a cargo de la Gerencia de Cuidados Domiciliarios en la empresa Swiss Medical. Fue la cuarta persona indagada de la causa que investiga la muerte de Diego Maradona.

“Omitió cumplir con los deberes mínimos a su cargo, entre los que se encontraba, de conformidad al cuadro del paciente, dotar al lugar, del personal de enfermería especializada en salud mental, acompañamiento terapéutico, nutricionista, y de la aparatología adecuada para RCP avanzada, estudios de laboratorio y electrocardiograma -entre otros- nada de lo cual suministró”, indican los fiscales.

También, aseguran, “omitió analizar si la vivienda cumplía con las condiciones mínimas para un paciente con las limitaciones físicas de Maradona”, a la vez que no tomó ninguna medida aún sabiendo que el servicio de enfermería era “deficitario”, por lo que terminó “siendo de ese modo funcional a las conductas que ejecutaban los restantes imputados”. 

Gisella Dahiana Madrid

La enfermera estuvo en el momento en el que Maradona falleció aquel 25 de noviembre en su casa de Tigre. La mujer había explicado cuáles eran sus funciones mientras duró la internación, cómo fueron esos segundos trágicos de reanimación del Diez y a quién reportaba su actividad diaria.

Ricardo Omar Almirón

Era el enfermero que cuidaba a Diego Armando Maradona durante el turno noche y madrugada cuando estaba internado en su casa previo a su muerte. Fue la última persona que, supuestamente, vio con vida a Diego Maradona.

Compartir en redes

1 comentario

  1. Ricardo Gabriel Vicente Vázquez on

    La verdad que está muy bueno, que se aclarezca el caso,
    no solo el de Diego Armando Maradona ,, si no la cantidad de casos similares , que deben existir, y deben pasar como desapercibidos, al no ser mediáticos, no se conocen

Comentar