Alejandro Bercovich: “Con rebotar no alcanza”

Alejandro Bercovich celebró la recuperación económica que está atravesando Argentina, pero lamentó que la clase media haya bajado sus ingresos durante la pandemia por lo que existe un “mayor malestar social” y sostuvo que de la mano del FMI, solo va a haber “un rebote por un tiempo” en su editorial de Radio con Vos. 

“El FMI exige medidas muy concretas de ajuste que el Gobierno parece dispuesto a cumplir, por lo menos en parte. Lo que vamos a ver en ese caso es que siga el rebote un tiempo, pero en algun momento se va a agotar porque no alcanza y cada vez va a haber más protestas de los que siguen sumergidos, mientras se da esa tenue recuperación”, subrayó.

Durante la pandemia casi que se pudo ver a la gente de clase media en vivo y directo caer en la pobreza”.

El economista celebró los datos que dio a conocer ayer el Indec en los que se nota un crecimiento económico, pero a la vez destacó que, como en el resto del mundo, Argentina evidenció un aumento de las protestas sociales en 92 países: “las protestas crecieron en todas las regiones del mundo, en todos lados hay malestar bronca y enojo por las desigualdades que generó la pandemia. Es lógico si la riqueza se sigue concentrando en cada vez menos manos”.

Además recordó que venimos de la crisis del macrismo y que la pandemia “empobreció a una gran parte de la clase media” y muchos están muy cerca de pasar a la pobreza: “durante la pandemia casi que se pudo ver a la gente de clase media en vivo y directo caer en la pobreza”.

De a poquito no alcanza, debe haber un shock redistributivo que revierta el que hubo regresivo en estos años”.

“A muchos los vimos empobrecerse directamente por el aumento de precios y porque sus ingresos no empataban a la inflación. Lamentablemente si vamos a un acuerdo con el FMI eso no va a mejorar en lo inmediato”, opinó.

En ese sentido, coincidió en que un acuerdo no alcanza para “revertir el daño que sufrimos los argentinos” sino que es necesario que “una gran cantidad de gente consiga un buen laburo” y que quienes trabajan por sueldos miserias “los mejore drásticamente”: “de a poquito no alcanza, debe haber un shock redistributivo que revierta el que hubo regresivo en estos años”.

“La metodología actual para determinar si una deuda es sostenible no tiene en cuenta la magnitud del sufrimiento humano que trajo la pandemia y si hay intentos de ajustes demasiado agresivos van a ser contraproducentes. Es cierto que la economía está rebotando fuerte, incluso conseguimos dólares, pero se los debemos al FMI. Lo que está claro es que en lo inmediato con rebotar no alcanza“, concluyó.

Escucha la editorial:

Compartir en redes

Comentar