Ataque a Clarín: qué se sabe del accionar de los encapuchados

Los implicados se encontraron en Parque Lezama, donde cuatro de ellos se subieron a dos motos, con diferencia de un minuto. Las dos motos fueron por Brasil, Paseo Colón y Martín García. Al llegar a la esquina de esta última avenida y la calle Bolívar, en Barracas, caminaron y se colocaron prendas oscuras. Así llegaron hasta la entrada del Grupo Clarín a las 23:05 del lunes.

Los atacantes se encontraron en Parque Lezama y fueron en moto hasta la entrada del Grupo Clarín a las 23:05 del lunes. Se detectó una huella en una de las botellas lanzadas y creen que sería de un extranjero.

Los atacantes esperaron unos segundos para comenzar la agresión. La primera bomba molotov no llegó a explotar. La segunda dio en unos de los árboles y generó las primeras llamas. La secuencia la repitieron entre siete y ocho veces con distintas bombas. Los artefactos impactaron sobre la vereda y en la puerta del hall de ingreso al edificio de Clarín, provocando un principio de incendio.

En la investigación se detectó una huella en una de las botellas que no alcanzó a explotar, la cual fue analizada por la Policía Federal Argentina (PFA). Al ser comparada con la bases del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y de personas con antecedentes penales, el cotejo dio negativo. Por esta razón, creen que sería un extranjero.

Te puede interesar: Ricardo Roa, editor general de Clarín: “No hubo daños materiales, pero sí un daño simbólico y político”

“En la noche de ayer (lunes) un grupo de personas atacó la sede del diario y del Grupo Clarín en la calle Piedras 1743 de la ciudad de Buenos Aires (…). Lamentamos y condenamos este grave hecho que a primera vista aparece como una expresión violenta de intolerancia contra un medio de comunicación. Y esperamos su urgente esclarecimiento y sanción”, informó la empresa.

Compartir en redes

Comentar