Pilar es naturaleza y leyenda

Recorrer esta localidad del noroeste de la provincia de Buenos Aires es aprender su historia y visitar sus principales atractivos turísticos.

Pilar ofrece circuitos históricos para conocer su arquitectura y trazado pueblerino, disfrutar con anécdotas y leyendas, y degustar su gastronomía típica en un encantador entorno natural.

Cuando en la década de 1970 se promulgó una ley que exigía el traslado de las industrias a 60 kilómetros de la Capital Federal, la buena accesibilidad que el Acceso Norte le daba al municipio motivó la instalación de su famoso Parque Industrial, el más grande de Sudamérica con aproximadamente 200 empresas en funcionamiento.

Al costado del camino, las luces comienzan a discontinuarse y aparece el paisaje calmo, habitual en los pueblos pequeños. El primer almacén de ramos generales de la ciudad funcionó en el fondo del actual Palacio Municipal, edificio declarado Monumento Histórico Municipal, en el que se pueden recorrer cuatro calabozos y vestigios de la antigua comisaría, donde funciona actualmente el Museo Alcalde Lorenzo López, espacio que difunde la historia del distrito.

Pilar es reconocida como la “cuna del federalismo” en referencia al Tratado del Pilar, que tiene su histórico monumento en la plaza 12 de Octubre. El pacto firmado el 23 de febrero de 1820 por los gobernadores de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, que reconocía la autonomía de las tres provincias y daba fin a la guerra.

A cinco kilómetros del casco céntrico se encuentra el Cenotafio de Malvinas, un complejo museográfico destinado a homenajear a los 649 soldados que perdieron la vida en la Guerra de Malvinas. En el predio se puede visitar la réplica de la capilla St. Mary’s de Puerto Argentino y el cenotafio, réplica del Cementerio de Darwin en la isla Soledad, donde descansan los restos de los héroes caídos en combate. También se exhiben piezas como un avión de carga táctica Hércules C-130, similar al utilizado por el Comodoro Hugo C. Meisner, y un caza de combate Mirage M5.

Milagro y devoción

La parroquia Nuestra Señora del Pilar, construida entre 1821 y 1854 y declarada Monumento Histórico Nacional, fue trasladada desde Pilar Viejo, a orillas del río Luján, hasta el nuevo emplazamiento del poblado. Durante ese tiempo la iglesia conservaba el estilo colonial con una única torre. En el año 1921, una comisión de vecinos modificó el edificio con el agregado de una segunda torre y la adaptó al estilo barroco que se mantiene hasta la actualidad.

El misticismo de la localidad, también está presente en el Lugar del Milagro, donde, en el año 1630, una caravana de carretas que se dirigía a Sumampa, Santiago del Estero, se detuvo a orillas del río en las tierras de Don Rosendo, un hacendado de la época, para pasar la noche y seguir al día siguiente. A la mañana cuando intentaron mover las carretas, ocurrió el llamado Milagro de la Virgen del Luján. En una de las diligencias aparecieron dos imágenes de la Inmaculada Concepción de María y sólo cuando las bajaron, pudieron continuar el viaje.

Paisaje autóctono para disfrutar del aire libre

Belleza y biodiversidad se unen en el Paseo Ribereño Del Tratado, un lugar destinado al disfrute y el conocimiento de la naturaleza ubicado a orillas del Río Luján, a 2 kilómetros del centro de la ciudad. Posee senderos para personas con movilidad reducida, miradores, baños, centro de informes y estacionamiento.

La fauna y flora tiene las mismas características que la Reserva Natural Municipal del Pilar, donde se pueden observar aves como la garza blanca, el chajá y las golondrinas, mamíferos como la comadreja colorada, el coipo y lobitos de río, y árboles como el sen del campo, el ceibo, y el sarandí colorado.

Pilar con su desarrollo comercial, industrial y residencial, mágicamente conserva la impronta de pueblo e invita a los turistas a sorprenderse con su historia, su arquitectura y su naturaleza.

Más información en buenosaires.tur.ar

Crédito fotos: Municipio de Pilar

Compartir en redes

Comentar