¿Va a ser vocera del gobierno? El incómodo momento de Gabriela Cerruti ante la pregunta de Sietecase

Reynaldo Sietecase entrevistó a Gabriela Cerruti para analizar la controversia suscitada entre Aníbal Fernández y el dibujante Nik, pero nada más al comenzar la entrevista, la diputada se topó con una pregunta que no estaba preparada para responder:

-¿Es verdad que va a ser la vocera del gobierno?– le preguntó Sietecase.

A lo que sobrevino un silencio bastante incómodo. Y luego, la diputada habló al mismo tiempo que evaluaba qué decir.

-No tengo.. no, no lo voy a comentar, no voy a ser la voce… bueno, no sé. Hay rumores periodísticos sobre los que no voy a hacer comentarios.

No tengo… hm, no, no lo voy a comentar, no voy a ser la voce… bueno, no sé. Hay rumores periodísticos sobre los que no voy a hacer comentarios”.

Sietecase, que no se esperaba esa incomodidad, intentó remarla:

-Bueno, yo te iba a preguntar, no me parece bueno ni malo, es información.

-No, a mí tampoco me parece bueno ni malo. Es que no es información, son rumores.

-¿Entonces nadie te ofreció?

-Ehm… no.

-¿O te lo ofrecieron y lo estás pensando?

-Reynaldo, no voy a hacer ningún comentario sobre ese tema.

-Pero me matás la nota…

-¿Podemos avanzar al siguiente?

-Me matás la nota…

“No se puede espiralizar el conflicto con cada tema”

“A mí me dijeron que me llamabas por el tema de los tweets, porque somos colegas y hablamos sobre cómo usar Twitter”, seiguió Cerruti.

-Claro, es lo primero que te iba a preguntar. ¿Cómo se arregla un vocero de gobierno cuando aparece un ministro twitteando e intimidando a un humorista? ¿Cómo se la arregla para salir de este lío?

-Bueno, primero, yo no soy vocera.

-Sí, claro, ya está. ¿Qué opinión te merece como persona que conoce de comunicación?

Luego del trabado impasse, la diputada le bajó el perfil a la controversia y explicó que “fue un error” por el cual “el ministro salió públicamente a disculparse (…) Tampoco se puede espiralizar el conflicto con cada tema”.

Cerruti explicó que “a veces los funcionarios se olvidan en el uso de Twitter y las redes sociales que están en un lugar de poder y las utilizan con un nivel de confianza e informalidad, que es como lo usamos los ciudadanos comunes. Entiendo completamente que haya incomodado a Nik y a su familia”.

A veces los funcionarios se olvidan en el uso de Twitter y las redes sociales que están en un lugar de poder y lo utilizan con un nivel de confianza e informalidad, que es como lo usamos los ciudadanos comunes. Entiendo completamente que haya incomodado a Nik y a su familia“.

Y aclaró: “No fue una amenaza ni un intento de amenaza. Fue una chicana en un tono inadecuado por el cual el ministro ya pidió disculpas”.

En este sentido, Cerutti recordó el episodio en que el ex ministro de Finanzas Luis Caputo le envió un papel con un mensaje en el que hablaba sobre sus hijas durante una sesión de la Cámara de Diputados. “Yo reaccioné al papelito de Caputo ¿Por qué lo hizo Caputo? A veces los funcionarios se olvidan del lugar que ocupan. Pasa con el periodismo también: uno cree que tiene buena relación con el periodista y te termina publicando algo”.

Compartir en redes

Comentar