El consenso Hagámonos Los Boludos salta la grieta

Por Jairo Straccia

El que reaccionó rápido fue Gustavo Cepeda, el histórico director de Marketing de IDEA. La organización empresaria no podía ser indiferente a la megafiltración de documentos de estudios que arman sociedades off shore. El 60% de los más de 2500 argentinos que aparecieron en los #PandoraPapers eran hombres de negocios y en su mayoría habían olvidado declarar esos activos ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Algo había que hacer, pensó.

-Tenemos una oportunidad para cambiar nuestro vínculo con la sociedad, escribió en el chat de los organizadores del 57 Coloquio de IDEA que arranca esta semana, y como siempre concentrará la rosca del círculo rojo y atención de los medios.

-¿Qué decís?, le contestó Roberto Murchinson, con apellido de contenedor que se ve en el puerto y también con numerosos coloquios en sus espaldas.

-No podemos arrancar un encuentro como éste y no decir nada sobre cómo algunos de los nuestros usan las estructuras opacas para ocultar el patrimonio, insistió Cepeda.

-Estás loco, respondió Verónica Marcelo, la gerenta general de Natura Cosméticos, preocupada porque pareciera un maquillaje del establishment.

-Al contrario, es nuestra chance para mostrar un comunicación con menos eslóganes y más sincera, asumiendo los problemas que tenemos, dar el debate y que no parezca que siempre tenemos un cassette con la misma cantinela de la seguridad jurídica, el clima de negocios y la sarasa de la sustentabilidad, insistió Cepeda.

-Manos a la obra entonces. Ya agrego al programa el panel “Activos offshore. ¿Estrategia válida por la presión impositiva o simple evasión fiscal?”, propuso, diligente, Juan Elías Pérez Bay, justo referente del Grupo GNP, dedicado a la asesoría impositiva y legal e histórico patrocinante del evento.

-Te doy una mano, contá conmigo, se ofreció Francisco Ortega, del gigante de la consultoría McKinsey.

-También estoy, tengo mucho background, se sumó Juan Marotta, CEO del HSBC y como todos los demás, integrante del Comité Organizador del tradicional encuentro corporativo.

Obviamente que todo esto es ficción.

Qué país queremos ser: eje del 56° Coloquio de Idea - Dos Florines

IDEA. El 60% de los argentinos con activos offshore son empresarios, pero no se tocará el tema en el encuentro empresario de esta semana, donde irá otra vez Guzmán.

El miércoles arrancará una nueva edición del meeting de gerentes y algunos dueños del capital que esta vez tendrá lugar en la Ciudad de Buenos Aires y más allá del estricto protocolo sanitario que obligará a exhibir certificados de vacunación completa a los participantes, o llevar un PCR en caso de que tuvieran una sola dosis aplicada, no habrá nada nuevo bajo el sol. Se hará de cuenta como que no hay ningún elefante en la habitación.

El estallido de la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas (ICIJ, en inglés) sobre lo extendido que está entre empresarios, políticos y figuras del deporte y el espectáculo el uso de los paraísos fiscales para eludir el pago de impuestos no existirá entre los temas de los paneles.

“Logremos una argentina sostenible”, es el título de la convocatoria, que incluirá debates valiosos sobre la generación de empleo, la educación, la visión estratégica del país, el cambio climático y la innovación, además de un cierre con candidatos de varios partidos que competirán en las legislativas, eso sí, sin la izquierda, pese a que es la tercera fuerza a nivel nacional.

La Global Tax Alliance calcula que en la Argentina se podrían recaudar US$ 2500 millones más si pagaran impuestos todos los activos que están en guaridas fiscales como las Islas Vírgenes Británicas o Belice, y todo sin aumentar la presión impositiva, esa que está presente en los comunicados de las organizaciones empresariales que nunca tienen nada que opinar sobre lo ético de ocultar la titularidad de los patrimonios o bien sobre cómo se estiran los límites de lo legal para que una empresa controle otra empresa que controla otra empresa y así entonces diluir a los beneficiarios reales y contribuir menos al fisco.

Funes, Máximo y el PRO

Lo loco es que quien prestó atención al efecto de los #PandoraPapers en el debate público esta semana en la Argentina habrá notado una especie de consenso Hagámonos Los Boludos, del que en todo caso el mundo empresario del Coloquio de IDEA y aledaños es sólo una parte. Pasen y vean:

* Daniel Funes de Rioja, abogado y presidente de la Unión Industrial Argentina dijo en Radio Con Vos que él no avala ninguna conducta ilegal pero rápidamente habló de que “la Argentina podría tener un índice de inversión más alto” si se sedujera y no se disuadiera a los inversores con la carga de tributos, antes de aclarar que tiene todas sus cosas en orden.

* El jefe de la bancada oficialista en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, al ser consultado sobre si el Congreso tomaría cartas en el asunto para investigar a los titulares de las empresas offshore, entre quienes figura un ex secretario de su familia que manejó US$ 70 millones en el exterior, salió rápidamente del tema: dijo que está bien que lo investigue la AFIP y pasó a hablar de otra cosa, de la importancia de que “madure” la dirigencia política. What?

Máximo Kirchner dijo "basta a celulares y redes" y pidió volver a "caminar rancho a rancho" | Perfil

Sin investigar. El jefe de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, no se mostró interesado en que el Congreso indague en las tenencias en paraísos fiscales.

* En el PRO, tener una offshore no tiene nada de malo. “La mayoría de la gente ya entendió que es legal”, explicó el economista Manuel Adorni en La Nación Más, luego de subrayar que “en 2016 quisieron salpicar a Macri con los Panamá Papers” (?). Con esa tranquilidad entonces hacen como si nada cuando se conoce que el ex consultor estrella, Jaime Durán Barba, que era monotributista hasta 2017 y no podía explicar quién le pagaba por su trabajo, pero aparece como titular de dos empresas en paraísos fiscales que canalizaron sus ingresos durante años.

* En los medios, al mismo tiempo, cada uno contribuye al acuerdo tácito de hacerse los giles pero por partes. Los más pro establishment, como el grupo La Nación, a pesar de tener periodistas que se pelan las pestañas revisando archivo por archivo en el marco del convenio con el ICIJ, tienen un poco de culpa o vergüenza porque no da castigar una práctica tan generalizada en las corporaciones. La cobertura va al fondo de la web o en una página perdida y chau, y con más destaque para los offshorizados del kirchnerismo. En los medios más afines al Gobierno, en tanto, puede haber situaciones increíbles: en Página/12 se vieron coberturas del tema enfocadas en el macrismo sin nada, pero nada, sobre un ex secretario del poder llamativamente millonario.

* Ahora, tal vez lo más dramático sea entender que -sin justificar ni de cerca a los evasores vip- haya también una tolerancia silenciosa del negreo galáctico de juntar la guita muy lejos de la vista del Estado, porque en definitiva cada uno lo hace a su escala. Conocí un señor de Quilmes que una vez por año se iba con su puñado de dólares en Buquebús a Uruguay, y los ponía en una cuenta. Un amigo tiene una pyme y siempre calcula cuánto operar en blanco y cuánto en negro para hacer equilibrio entre poner otro local con un crédito pero sin fundirse. Mi vieja y mi suegra nunca dejan un puchito de pesos por transformar en dólares en una cueva para después ponerlo al fondo de una repisa, allá en su estante Seychelles. Difícilmente si los Argentinos tienen unos US$ 200 mil millones en el colchón de la clase media, como explica el presidente del Banco Central, alguien pueda sorprenderse por que los ricos tengan la suya en una mamushka de colchones que le armen estudios de manera muy sofisticada. La Argentina de los mil canutos y el reino de la informalidad, ¿castiga en las urnas al que la esconde o lo toma como parte del estado de cosas de un país sin moneda donde cíclicamente todos buscan protegerse ante alguna próxima crisis?

Compartir en redes

3 comentarios

  1. La práctica es indignante en el empresariado argentino, ni 1que decir en el macrismo que le buscan la legalidad por donde pueda, sabiendo que es una práctica de evasión de impuestos. Pero no aparece el apellido que tanto te provoca fiebre Jairo

  2. Es la.imagen de personas honestas y respetuosas, que exigen seguridad juridica para sus emepresas. Pero llenos de miserias y turbiedades. Incapaces de salir de la defensa corporativa y pregonas con algun ejemplo. Lo hemos visto en los casos de las obras publicas. Y luego no entienden por que la.sociedad no confia en ellos.?

Comentar