Las antiguas iglesias de Jujuy

Fuertemente arraigado en el norte argentino, el catolicismo se hace presente en cada rincón de la Puna Jujeña, a través de sus iglesias, catedrales y monasterios, que encierran cientos de años de historia.

Iglesia de la Candelaria

La primera construida en la ciudad de Susques, a 36000 metros sobre el nivel del mar, data del siglo XVI y guarda en su interior, pinturas y murales que adornan el frontal del altar, obras del pintor boliviano Gregorio Solís. Las figuras sobre sus paredes laterales representan a santos, mártires, doctores y fundadores, que son un fiel reflejo del lenguaje usado en la época colonial al trabajar elementos como por ejemplo, roleos vegetales, guías de hojas, floreros y pequeños pájaros. Entre sus figuras se encuentran Santa Bárbara, Santa Catalina de Alejandría, Santa Elena, Santo Domingo de Guzmán, Santa Lucía, San Nicolás de Tolentino, San Esteban, Santo Tomás de Aquino, San Agustín, San Pedro Apóstol, San Pablo Apóstol y San Judas Tadeo.

Nuestra Señora del Rosario

Ubicada en Yavi, su edificación fue comenzada en 1682 por el matrimonio Fernández Campero y finalizada recién ocho años después. Aunque sufrió continuas modificaciones durante todo el período colonial, con el correr de los años se constituyó como uno de los edificios más destacados de la frontera con Bolivia.

Su interior cuenta con un diseño muy simple pero rico en adornos, como los herrajes de sus puertas y la estructura de madera del coro, se destacan también el retablo y el púlpito tallados en madera y el sagrario. Sus muros laterales, además, cuentan con pequeñas aberturas con placas de alabastro, que permiten una suave iluminación natural.

Catedral de Jujuy

Frente a la plaza principal General Belgrano, ubicada en San Salvador de Jujuy, posee distintos estilos arquitectónicos y es uno de los edificios religiosos más importantes del norte argentino. Con una torre de 3 cuerpos con campanario sobre el pórtico de acceso, en su lateral izquierdo se encuentra la capilla para la Virgen del Rosario y sobre el margen derecho se abre un patio interno. Uno de los puntos que más llaman la atención de quien la visita es su púlpito, que fue tallado en madera de ñandubay y cedro y en su parte central se encuentran las figuras de San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan. Donde hoy se ubica la Catedral en 1593, año de fundación de la ciudad, se encontraba el primer edificio y entre 1606 y 1612 se construyó una segunda iglesia, derrumbada en 1631 por una fuerte lluvia. A comienzos del siglo XX, las modificaciones realizadas en su fachada alteraron totalmente el exterior del monumento y le otorgaron un tono italiano. Treinta años después, en 1935 el templo fue elevado a la categoría de Catedral al instituirse el Obispado de Jujuy.

Iglesia Santa Rosa de Lima

Ubicada en uno de los laterales de la plaza principal de Purmamarca, fue edificada en 1648 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1941. Está adornada con adornada con imágenes y pinturas cuzqueñas del siglo XVIII, que representan una fiel demostración de la historia y la tradición de la zona. En su exterior posee muros de adobe, mientras que en su interior posee una típica carpintería de cardón. Puede contemplarse en ella una colección de cuadros cuyas escenas relatan la vida de Santa Rosa de Lima. A uno de los costados de la iglesia aún permanece el algarrobo histórico bajo la sombra del cual, se dice, descansaron las tropas del General Manuel Belgrano en la época de la lucha por la independencia.

Compartir en redes

Comentar