El hotel más alto del mundo

La Torre Shanghai es el segundo rascacielos más alto del mundo (632 metros), por detrás del Burj Khalifa de Dubái (828 m) y alberga el J Hotel, que puede presumir de ser el establecimiento a más altura en el mundo, en los pisos 84 y 120 de la torre.

El hotel se llama así porque la J (letra inicial de Jinjiang) es la principal marca hotelera de lujo de Jin Jiang International Hotels, el grupo hotelero más grande de China y el segundo más grande del mundo.

Situada en el distrito financiero de Lujiazui, la Shanghai Tower tiene una sorprendente forma de espiral y se promociona como un símbolo de la arquitectura sostenible.

Por ejemplo, cuenta con una doble capa de vidrio, lo que permite el paso de la luz del sol al interior y a la vez mejora el aislamiento del edificio.

En su interior hay oficinas, lugares de entretenimiento, tiendas, un centro de conferencias… y un hotel de lujo, inaugurado este año.

El J Hotel

El nuevo hotel es un oasis de paz y tranquilidad con una elegante mezcla de moderna hospitalidad china. Cuenta con 165 habitaciones, incluidas 34 suites, ubicadas desde los pisos 86 al 98 y varían de 61 metros cuadrados a 380 metros cuadrados.

La piscina está en el piso 84, y el restaurante más extremo está en el 120. En el hotel hay siete restaurantes y bares. Entre ellos se encuentra comida china, japonesa, italiana y un salón de té.

Las vistas desde cualquiera de esos espacios, como cabe imaginar, son impresionantes, comenzando con el río Huangpu y atravesando el corazón de la ciudad, desde el Bund y la Oriental Pearl Tower hasta las extensiones de Puxi y Pudong.

En la Shanghai Tower hay –entre otros– dos récords menos comentados: el del mirador situado a más altura y el ascensor más rápido del mundo.

En la Shanghai Tower hay –entre otros– dos récords menos comentados: el del mirador situado a más altura (561,3 metros) y el ascensor más rápido del mundo, reconocido en su momento por Guinness World Records. Puede acelerar hasta llegar a 73,8 km/h.

Si se preguntan cuánto saldría vivir la experiencia de estar en contacto con las nubes la respuesta es simple: es caro. La estadía en el J Hotel Shanghai Tower cuesta desde US$ 550 hasta US$ 10 mil la noche. Pero la experiencia es única.

Compartir en redes

Comentar