El Indio Solari publicó temas inéditos de Los Redondos que quedaron afuera de Luzbelito

 Carlos el “Indio” Solari publicó dos temas inéditos de la banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, “Quema el celo” y “Rock de las abejas”, grabados en las sesiones del disco “Luzbelito”, editado en 1996, que habían quedado afuera del álbum.

Solari anunció la publicación en sus redes sociales y luego subió las dos canciones inéditas a su canal oficial de YouTube. “Quema el celo” fue interpretada en un recital en 1982 y también en shows de 1988 y 1994, mientras que “Rock de las abejas” debutó en 1986 y su última interpretación se dio en 1998.

En 1995, Los Redondos se habían instalado en Brasil para trabajar en Luzbelito y utilizaron canciones compuestas años o décadas atrás y que, aunque nunca habían llegado a ser grabadas, eran parte del repertorio de sus shows. Estos dos temas, junto a un par más, forman parte de los famosos “inéditos” que los fans escucharon mil veces en grabaciones piratas de los primeros recitales de la banda.

 

Durante este año, Solari ya había compartió en redes material inédito de Los Redondos: en marzo publicó un show en el Centro Municipal de Exposiciones filmado en 1992 y a mediados de septiembre difundió una de las primeras presentaciones de la banda en Montevideo, en 1989.

En su autobiografía, el indio habló de estas grabaciones

“Las historias apócrifas dicen que fue una idea de Poli y Skay. Yo no recuerdo haberlo vivido de esa manera”, dice el Indio en Recuerdos que Mienten un Poco, su libro de memorias y continúa: “No tengo claro si fue una idea por la positiva, o si simplemente dijimos de aprovechar la oferta de grabar con la mejor big band del Brasil, la Mantiqueira y dejar registradas esas canciones viejas de algún modo. Una forma de sacárnoslas de encima”.
No tengo claro si fue una idea por la positiva, o si simplemente dijimos de aprovechar la oferta de grabar con la mejor big band del Brasil, la Mantiqueira” 
En el mismo capítulo, el cantante recuerda: “la pasamos bien porque me lo tomé como unas vacaciones”: Sin embargo más adelante reflexiona: “me parecía que iba a salir mejor si lo grabábamos en vivo de verdad que así a mitad de camino, algo que no era ni chicha ni limonada. Y además jugaba en mí la necesidad de generar otra cosa, algo más profundo. Eso tenía mucha fuerza”.
“A los quince días me entré a aburrir, que es lo peor que te puede pasar. Y dije: Acá no pasa naranja. Suena todo como la mierda, salvo los brasses. Para mí no va más. Los temas sin la Mantiqueira se escuchaban fofos, vacíos. Las grabaciones no quedaron buenas, nuestro espíritu no estaba ahí. Y entonces nos volvimos”, explicó el Indio.
Compartir en redes

Comentar