Milagro Sala, con Grabois: “Esto es una dictadura”

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, habló en un vivo de Instagram con Juan Grabois y criticó al Gobierno por su “olvido” de los presos políticos.

En la conversación, la dirigente política y social se mostró muy enojada con el Gobierno por no cumplir con la promesa de campaña de 2019 de ponerle fin a los presos políticos: “Parece que es más importante hacer acuerdos con la oposición y negocios con la marihuana y el litio“. Y agregó: “¿Alguien vio que se hablara de los presos políticos en estas elecciones? Nos taparon. Estoy desilusionada del Frente de Todos, me siento usada”.

“No solo no salgo sino que me suman causas. De las 17 causas hay cerca de 400 imputados, porque a cada persona que me sale a defender le arman una causa. Es un cadena, voy al frente yo y arrastro a muchos compañeros. Nadie se puede quejar. Esto es una dictadura en vivo“, denunció la dirigente, privada de su libertad desde 2016.

Me siento usada por el Frente de Todos.”

Sala dijo que el gobernador opositor Gerardo Morales goza de muy buenas relaciones con los principales dirigentes del oficialismo y que se “cajoneó” un proyecto de intervención judicial en Jujuy que estaba previsto presentarse antes de la pandemia, del cual no se volvió a hablar al respecto: “Son muy flexibles con la oposición y con los nuestros son muy duros”. Y agregó que “en Jujuy nadie puede progresar salvo los amigos y familiares de Morales”.

En este sentido, la líder de la Tupac Amaru aseguró que “nunca se calentaron en desmantelar el laboratorio de persecución política que hay en Jujuy“, y advirtió al Gobierno que si continúan avalando la persecución de Morales van a terminar sufriendo esa misma persecución de nuevo si vuelve a ganar el macrismo en 2023. Además, afirmó que el gobernador está implicado en el golpe de estado de 2019 en Bolivia y que “las tropas de Estados Unidos que participaron en ella siguen en Jujuy”.

Hacen negocios con la marihuana y el litio.

“No quiero nada de arriba. Quiero justicia, que se desarme el laboratorio y que podamos recuperar la libertad y caminar las calles. Tengo la cabeza de frente, si ven lagrimas es de bronca, de rabia. No hay democracia en Argentina si hay presos políticos”, cerró.

Compartir en redes

Comentar