Cristóbal López y Fabián de Sousa le pagarán a la AFIP en 97 cuotas con menos interés que la inflación

Los empresarios, dueños de medios, casinos y empresas petroleras, Cristóbal López y Fabián de Sousa, acordaron un plan de pagos con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Le deben más de 12.700 millones de pesos al estado, que pagarán en los próximos ocho años en casi 100 cuotas. La enorme deuda se debe a la falta de pago por parte de los empresarios del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC). La tasa de interés de la deuda será de apenas el 2,48% mensual, mientras la inflación llega al 50% interanual.

El acuerdo llega poco después de que la AFIP  retirase su denuncia contra los empresarios por la evasión de impuestos. López y De Sousa informaron que el primero de los planes de pago, el más importante, superará los 12.000 millones de pesos, y se pagará en ocho años. Este está basado en la moratoria de deudas que impulsó el gobierno nacional a mediados del año pasado. El segundo plan de pagos, mucho menor, es de 628 millones de pesos. Estos deberán pagarlos en los siguientes cuatro años.

Fueron semanas de amplios logros para López y De Sousa. La AFIP les permitió ser parte de la moratoria y se levantó la quiebra de su empresa Oil Combustibles, además del levantamiento de las denuncias de la AFIP contra ellos. Mercedes Marcó del Pont, la directora de AFIP, planteó que la compleja situación de los empresarios se debía a una “persecución” impulsada por el gobierno de Mauricio Macri. Marcó del Pont argumentó: “La matriz de los hechos acontecidos entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019 tienen un rasgo en común: la finalidad de persecución y hostigamiento a determinados objetivos políticos y económicos”.

 

Compartir en redes

Comentar