Como en Jurassic Park: científicos buscan revivir en laboratorios a mamuts lanudos extinguidos

Un equipo de científicos japoneses ha conseguido revivir células de un mamut congelado hace 28.000 años. El proyecto busca aprovechar la tecnología científica para restaurar otros ecosistemas perdidos y retrasar el cambio climático.

El mamut lanudo (Mammuthus primigenius) es una especie de mamífero de la familia de los elefántidos que se extinguió hace aproximadamente 10.000 años A.C. El proyecto científico que dirige el reconocido genetista George Church, de la Universidad de Harvard, aspira a ver caminar en el Ártico a híbridos de esa especie.

La idea de Colossal, la nueva compañía de biociencia y genética que dirige Ben Lamm busca  “además de traer de vuelta especies antiguas extintas como el mamut lanudo, aprovechar nuestras tecnologías para ayudar a preservar especies en peligro crítico que están al borde de la extinción y restaurar animales donde la humanidad participó en su desaparición“.

Buscamos aprovechar nuestras tecnologías para ayudar a preservar especies en peligro crítico que están al borde de la extinción y restaurar animales donde la humanidad participó en su desaparición“ (Colossal)-

The Times informó que el plan cuenta con una inversión inicial de 15 millones de dólares de varios inversionistas, incluido el propio empresario tecnológico Ben Lamm. El equipo científico extrajo la médula ósea y el tejido muscular de los restos de una cría de mamut lanudo llamada ‘Yuka’ que murió, probablemente atacada por felinos y destripada después por seres humanos, hace 28.000 años. Sus restos excelentemente conservados han permanecido congelados en el permafrost siberiano cerca de las costas del océano Ártico.

Una vez obtenidas las muestras lograron encontrar 88 estructuras similares a los núcleos de la muestra muscular. Posteriormente, las inyectaron en ovocitos de ratón, una célula que puede sufrir una división genética para formar una célula de óvulo. Y el experimento dio resultado. El proyecto de Colossal procurará devolver a la vida un híbrido de la especie y, además, utilizar su tecnología centífica para restaurar otros ecosistemas perdidos y retrasar el cambio climático.

El resultado sería un híbrido elefante-mamut genéticamente modificado, cultivado en un útero artificial en un laboratorio. El ADN de elefantes asiáticos y mamuts lanudos es similar en un 99,6%, aseguró Colossal en su sitio web.

 

Compartir en redes

Comentar