Sietecase: “Se enoja el que tiene el BMW en la puerta y no el que no tiene laburo”

“En el proceso electoral la grieta sigue garpando”, destacó Reynaldo Sietecase en el tradicional pase con Ernesto Tenembaum en la mañana de Radio Con Vos. Además, completó cuestionando el rol de los comunicadores: “¿Qué les pasa?”.

Ambos conductores analizaron el cruce entre el periodista Jonatan Viale -quien aseguró que el Gobierno nacional se robó vacunas- y el ministro de Salud porteño Fernán Quirós, quien contra lo previsible respaldó banco al Poder Ejecutivo. “Están muy pasados de vuelta. Me pregunto y me repregunto: ‘¿Qué les pasa?’. No lo termino de entender. Yo creo que va más allá de la política o el punto de rating. Yo creo que hay una cosa de ego ahí”, analizó Sietecase sobre la alocución de Viale.

El que se tiene que enojar es el que está sin laburo”, el contundente descargo de Reynaldo Sietecase.

Por otra parte, Tenembaum le agregó: “Ayer veía como Alberto Fernández decía ‘me dicen al mismo tiempo títere y autoritario, no sé cómo van las dos cosas juntas’ y yo pensaba que si pueden ir las dos cosas juntas. Eso no es una contradicción. Lo mismo con el slogan de ‘se robaron todas las vacunas’. A mi me aplicaron dos vacunas, a mi no me las robaron. Hay 47 millones de dosis aplicadas, entonces no se la robaron”.

“Por eso es la valentía de Quirós que estando en un espacio opositor, en un canal donde la audiencia pide eso, el dice: ‘Pará, robar es un poco excesivo'”, valoró el presentador de YAQPA.  “No tenés que estar de acuerdo con todo, sino que hay que tener cierta racionalidad”, le completó Sietecase y sumó: “El que se tiene que enojar es el que está sin laburo. El que perdió el laburo, que no tiene la guita para vivir dignamente. Ahora te digo, el que se está enojado es el que tiene el BMW en la puerta”.

Compartir en redes

1 comentario

  1. Jonathan Viale es una vergüenza. Parte de los gurkas que ha contratado LN +.
    Era un pibe bastante ubicado, pero como a tantos otros, los contratos firmados los condicionan y el fundamentalismo les aflora.

Comentar