Brasil está negociando con Argentina para importar gas de Vaca Muerta

Jair Bolsonaro, contó que Brasil está negociando con Argentina por la construcción de un gasoducto para traer gas de las reservas de Vaca Muerta. Existen conversaciones entre los dos países para realizar esta obra, pero aún se busca financiamiento para el proyecto de miles de millones de dólares.

Estamos en negociaciones con nuestro país vecino. Gas de Vaca Muerta. Saldrá algún día, porque no es fácil empezar a importar gas, crear, construir ductos”, dijo el polémico mandatario en su transmisión semanal por redes sociales.

El embajador argentino en BrasilDaniel Scioli, propuso meses atrás avanzar en el proyecto en reuniones con el presidente Bolsonaro y su ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque. “Estamos en la etapa exploratoria ahora. Existe la voluntad de ambos gobiernos de avanzar con el proyecto”, manifestó el ex gobernador bonaerense.

Cuáles son las claves de este negocio con Brasil

Argentina propone un gasoducto de 1.430 kilómetros desde las reservas de shale gas de la provincia de Neuquén hasta la frontera con Brasil en Uruguayana. Luego otros 600 kilómetros desde allí hasta Porto Alegre, conectando con la red de distribución de gas del sur de Brasil.

En una entrevista con el diario financiero Valor Económico de Brasil, Scioli había dicho que el proyecto de gas tiene sentido para ambos países. El gigante sudamericano necesita el gas y sus industrias acogerían con agrado una alternativa más barata, como el no convencional. Por otra parte, buscan asegurar un gran mercado que atraería a los inversores a Argentina para expandir Vaca Muerta. Llevaría tres años construirlo una vez que se haya decidido, dijo Scioli.

Daniel Scioli Bolsonaro

La gestión de Daniel Scioli fue clave para avanzar con las negociaciones.

“Este es nuestro gran proyecto binacional. Brasil necesita el gas y nosotros necesitamos los mercados y las inversiones”, afirmó Scioli. Pero financiar el proyecto podría ser difícil. Valor Económico dijo que los costos estimados son de 3.700 millones de dólares para Argentina y otros 1.200 millones para Brasil.

Cabe recordar que el economista y ex presidente la petrolera YPF Guillermo Nielsen dijo que un gasoducto que a su vez conecte la red de gasoductos argentinos con el sur de Brasil, podría ser un mercado muy interesante para nosotros y que ayudaría a Argentina a hacer frente a una deuda que es la más grande de los últimos 30 años”.

Asimismo, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, indicó en reiteradas oportunidades la intención de su país de comprar gas de Vaca Muerta. En 2019, declaró respecto a esta posibilidad: “Nos parece muy importante, y tenemos la intención de construir gasoductos para traer al Brasil la energía que se produce allí”.

Compartir en redes

1 comentario

  1. Ojalá!! Tal vez si el mamerto no hubiese dejado el muerto q dejó el giro del FMI para la pandemia hubiese servido para arrancar este proyecto..

Comentar