Cómo será el primer concurso de arte con premios en bitcoins

Lanzaron en la Argentina la primera edición del Premio B·Arte, un concurso destinado a artistas de todo el país que ofrecerá 400.000 pesos para las obras ganadoras, con la particularidad de que serán otorgados en bitcoins, la moneda virtual lanzada en 2009.

La iniciativa, impulsada por la ONG Bitcoin Argentina, pretende reconocer la producción artística y al mismo tiempo consolidar a las criptomonedas como herramienta de intercambio para las transacciones vinculadas al mercado de arte. Habrá dos categorías: por un lado arte físico -que incluirá esculturas, impresiones 3D, dibujos, pinturas y collages- y por el otro arte digital, es decir, imágenes digitales, videos o animaciones de corta duración máximo de un minuto. Y además de los dos premios de 400.000 pesos en bitcoins se contemplarán 300.000 para menciones.

Cómo participar

Podrán participar de este concurso artistas mayores de 18 años o colectivos de todo el país con una obra original que aborde el tema del concurso: “La descentralización disrumpe en el arte”, una consigna que según los organizadores propone “poner en evidencia la irrupción de las nuevas tecnologías que promueven la descentralización y la independencia económica con las artes plásticas como herramienta y lenguaje expresivo”.

En las bases y condiciones, se establece que las obras no podrán ser “efímeras”, y que no se admitirán “performances, happenings, intervenciones del espacio ni obras realizadas con materiales perecederos, así como no se aceptarán obras que ofendan la susceptibilidad del público ni obras que incluyan imágenes con derecho de autor diferente del autor de la obra”.

Los antecedentes del concurso

En marzo pasado, el artista estadounidense Beeple vendió por 69.3 millones de dólares una obra digital propia a través de la tradicional casa de subastas Christie’s, que por primera vez en su historia decidió aceptar criptomonedas como medio de pago para la transacción.

Desde entonces, comenzaron a replicarse estas operaciones. Jack Dorsey, el CEO de Twitter, validó con esta tecnología el primer tweet de la red que fue publicado el 21 de marzo de 2006 y lo vendió en 2.9 millones de dólares. Lo mismo hizo Zoë Roth, protagonista del famoso meme Disaster girl, una imagen de 2005 en la que se ve a una niña sonriendo con una casa en llamas al fondo: decidió convertirlo en un NFT y obtuvo por su venta medio millón de dólares.

En la Argentina, por su parte, esta nueva experiencia ha tenido algunos desprendimientos aislados: un videopoema realizado por Matías Buonfrate que se convirtió en la primera obra tokenizada del país o la criptoferia realizada en mayo pasado por el galerista Diego Trulls.

Compartir en redes

Comentar