Rusia recomendó combinar la Sputnik con la AstraZeneca

Ante la falta de segundas componentes de la Sputnik V, el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR) anunció que los resultados de una investigación confirman que las vacunas Sputnik V y la británica AstraZeneca muestran un gran nivel de seguridad y falta de reacciones adversas graves.

El FIDR informó: “El análisis intermedio de los datos muestra altos indicadores de seguridad del uso combinado de los fármacos: no se observan fenómenos indeseables graves ni casos de infección con coronavirus tras la vacunación”. El estudio fue hecho en Azerbaiyán, donde se produce la AstraZeneca, en el que la combinación de vacunas fue aplicada a un grupo de 50 voluntarios. Las fases I y II de los ensayos clínicos de este se prolongaran hasta marzo del 2022.  

El estudio porteño comenzó en junio con la selección de 180 voluntarios que ya recibieron una dosis de la Sputnik V.

Según el Centro Gamaleya que desarrolla la Sputnik V, una vacuna que utiliza distintos adenovirus humanos como vectores en sus dos componentes, el primero puede ser utilizado como un preparado monodosis, al que se le dio el nombre de Sputnik Light.

Los científicos rusos sostienen que el empleo de dos vectores distintos proporciona una inmunidad más prolongada que las vacunas de dos dosis que utilizan un mismo vector. Pero ante atrasos y dificultades en la producción del segundo componente, se decidió llevar a cabo estudios clínicos, tanto por parte de Rusia como en Emiratos Árabes y hasta en Argentina.

En el país, ya se están llevando a cabo pruebas de combinación con AstraZeneca y también con la Sinopharm ante la falta de segundos componentes para completar esquemas de vacunación. “Es muy preliminar, porque han pasado solo 15 días, pero por el momento, la evidencia que hemos recolectamos indica que son similares en el perfil de seguridad”, señaló Daniel Ferrante, subsecretario de Planificación Sanitaria en la Ciudad de Buenos Aires.

El estudio porteño comenzó en junio con la selección de 180 voluntarios que ya habían recibido una dosis de la Sputnik V. A 60 se les aplicó el segundo componente del suero ruso; a otros 60 la Sinopharm y a los restantes la AstraZeneca.

Compartir en redes

Comentar