Pergolini: “Hablar a las 2 de la mañana o hacerte el loquito a los golpes me parece una locura”

Mario Pergolini ya había sido muy duro con sus ex compañeros de dirigencia anoche, apenas finalizado el partido en el que Boca quedó eliminado de la Copa Libertadores de América. Ahora el ex vicepresidente aprovechó su programa de radio para seguir pegándole a Jorge Ameal, Juan Román Riquelme y a Alfredo Cascini.

“Es lo único que voy a decir. Para mí el problema básicamente es que, primero, es una barbaridad. La verdad que es tan obvio, aunque no fuese una campaña, es tan obvio que da vergüenza. Me parece un poco que es una vergüenza. Va para cualquiera. Lo que hablábamos con otras cosas de cuando la Justicia no hace lo que tiene que hacer. Uno espera de la Justicia que haga ciertas cosas. Y si lo hace repetidas veces da sospecha”.

Pergolini aprovechó el escándalo de anoche para criticar a los dirigentes, que hasta hace poco eran sus compañeros en Boca:  “Pero también tiene que ver un poco con las conductas. Si la vez pasada nadie se quejó, todos calladitos, por miedo a que le digan algo. Que la Conmebol, si no pueden meter manos ellos, no le chupan un poco las medias… Obvio que después pasa lo que pasa. Después no podés salir a hacerte el patovica a golpear gente, más siendo empleado del club”, explotó.

Hablar a las 2 de la mañana o hacerte el loquito a los golpes me parece que es una locura.

“Vos no podés salir a pegar, aunque sea algo que a todo el mundo le hubiese gustado hacer. Porque vos decís: ‘Sabés si estoy yo ahí’. Sí, seguro. Y yo tuve las posibilidades… Y de hecho yo estuve ahí, y lo he dicho públicamente cuando estuve ahí”, recordó sobre su paso por la vicepresidencia.

 “No quiero ponerlo como campaña de ‘estuve ahí’, pero digo esto ahora y me quejo ahora porque también me quejé antes. Y me pusieron una multa. A mí la Conmebol me puso una multa de 35 mil dólares por putearlos, por decir que era medio un tongo su VAR. ¿Y los dirigentes qué te dicen? No, callate porque nos van a cagar, preferible es ir charlando. Y es lo que hacen, todos eh. Pero ahí están las consecuencias. Cuando uno no salta, después hablar a las 2 de la mañana o hacerte el loquito a los golpes me parece que es una locura. Hay que charlar las cosas como hay que charlar”.

“Es horrendo que te roben tanto”, se quejó antes dar por terminado el tema. Pergolini realizó un descargo breve sobre el tema teniendo en cuenta la repercusión que iban a tener sus dicho y también aclaró: “En estos momentos hay que dejar todo más calmo, si no también es oportunista salir a los gritos ahora. Ahora es fácil gritar, es el momento de gritar, pero también es fácil gritar ahora. Cualquier que salga, sea quien sea”.

Compartir en redes

Comentar