Inauguraron una polémica exposición sobre el 11-S en Milán

Una exposición de Maurizio Cattelan sobre el Atentado a las Torres Gemelas fue inaugurada en Milán, en el Pirelli HangarBicocca, espacio dedicado a muestras de arte moderno y contemporáneo.

“Breath Ghosts Blind” es un enorme monolito de resina atravesado por un avión, una obra visceral y gráfica del 11-S. A casi 20 años del atentado, Cattelan, que estuvo presente en Nueva York ese día, creó esta obra como un recordatorio de estos hechos que quedaron en la memoria colectiva.

“Blind” es algo en lo que he estado pensando durante años”, dijo Cattelan. “Tuve que volver a casa caminando desde LaGuardia, lo que me llevó horas, y las cosas que vi se quedaron conmigo”.

¿Qué dijo el artista?

No pretende ser un gesto irónico“, aclaró el artista. “‘Blind’ es una obra sobre el dolor y su dimensión social, está ahí para mostrar la fragilidad de una sociedad en la que la soledad y el egoísmo van en aumento“, dijo Cattelan. “Debo decir que la pandemia volvió a hacer visible la muerte en nuestras vidas: Es algo que siempre intentamos suprimir y olvidar”.

No pretende ser un gesto irónico“, aclaró el artista.

“Lograr una cierta distancia, no sólo en el espacio sino en el tiempo, se convierte en un paso necesario para recordar”, añadió el artista y señaló que le parecía “un paso importante, casi necesario, que ‘Blind’ se presentara por primera vez en Italia“.

Las repercusiones de la obra de Cattelan

En 2017, la jefa del Museo Guggenheim, Nancy Spector, dijo que había tenido “dudas en el mejor de los casos” cuando Cattelan le planteó una posible escultura de un avión incrustado en un edificio. “El momento (y quizá el lugar) no era el adecuado”, escribió Spector, que ya no trabaja en el museo. “Después del 11-S, especialmente para los neoyorquinos, nada parecía seguro”.

Incluso cuatro años después, Spector reconocía que “‘Blind’ provocará, sin duda, fuertes respuestas emocionales”. Pero añadía: “El hecho de que este monolito de escultura se muestre por primera vez en un contexto museístico en Milán como parte de la exposición del artista -y no en medio de la ciudad de Nueva York- permitirá que la obra respire, por así decirlo, y se ponga a prueba públicamente como un objeto de significado profundo y complejo”.

‘Blind’ provocará, sin duda, fuertes respuestas emocionales”, advirtió la exjefa del Museo Guggenheim

Roberta Tenconi, la comisaria de HangarBicocca, y Vicente Todolí, el director artístico, dijeron en un correo electrónico que “no tenían ninguna duda” sobre mostrar “Blind”. “El arte es una expresión de libertad, y el papel de un museo, creemos, es ser un lugar para compartir diferentes voces y para generar pensamientos y reflexiones sobre el mundo en el que vivimos”, escribieron.

“‘[La obra] recuerda definitivamente un momento oscuro y trágico de la historia, y está ahí para recordar la fragilidad y la vulnerabilidad de todos los seres humanos”, añadieron.

Obras sobre el 11-S

No es la primera vez que se intenta instalar una obra en memoria de este atentado, aunque las respuestas que se reciben son disímiles.

En 2002, por ejemplo, la escultura de bronce de Eric Fischl, “Tumbling Woman”, que representaba a una persona desnuda cayendo a la muerte desde una de las torres, fue retirada después de sólo unos días frente al Rockefeller Center tras las protestas del público.

Como contrapartida, representaciones más abstractas, como los monumentos construidos en la zona cero y en el Pentágono, han sido ampliamente aceptadas.

Compartir en redes

Comentar