Caparrós: “Tenemos un Presidente que no se toma en serio sus palabras”

Luego de las polémicas declaraciones del presidente Alberto Fernández, el intelectual Martín Caparrós consideró que el mandatario “no se toma en serio” el peso que tienen sus declaraciones.

En su diálogo semanal con ¿Y Ahora, Quién Podrá Ayudarnos?, por Radio Con Vos, Caparrós opinó sobre la trascendencia de las declaraciones de un Presidente y de cómo, para muchos, están sobreestimadas, pese a que el propio Alberto Fernández las subestima.

Por un lado, está la idea de que un Presidente tendría que cuidar sus palabras, por esas cosas que dicen de respetar la investidura y demás, pero hay algo real en eso: la vieja palabra eficaz. En el sentido literal, en una palabra que crea realidades”, mencionó.

Cuando un Presidente dice algo debería producir una realidad porque pone en juego su poder. Por eso, los presidentes hablan poco.

En ese sentido, Caparrós agregó que, cuando un Presidente hace declaraciones “debería producir una realidad porque pone en juego su poder. Por eso, los presidentes hablan poco. En este caso, tenemos un Presidente que no se toma en serio en ese sentido. No cree que su palabra valga demasiado y, por lo tanto, la riega a diestra y siniestra”.

“Qué impresionante cuando alguien se enamora de sí mismo. Cuando se cree que todo lo que dice interesa, importa, cuando se cree que puede decir lo que se le canta y que va a estar bien, es fuerte”, apuntó.

Por eso, Caparrós llegó a la conclusión de que existe “un doble movimiento” de subestimación y sobreestimación de las palabras del jefe de Estado: “Por un lado, se sobreestima en cuanto a que se pone en escena como si valiera la pena que él fuera protagonista todo el tiempo, como si tuviera cosas qué decir y sus reflexiones fueran importantes. Por otro lado, él subestima ese poder que su lugar confiere a sus palabras”.

La reacción de Caparrós a la respuesta de Bolsonaro

Luego de que el presidente de Brasil Jair Bolsonaro pusiera en su cuenta de Twitter una foto de él con un grupo de personas de pueblos originarios, en clara respuesta a la frase “los brasileros salieron de la selva”.

“El comentario de Alberto Fernández consiguió que el maestro Bolsonaro quedara como el chico bueno de la película. No era fácil, había que esforzarse para conseguir ese efecto”, aseguró jocoso Caparrós.

“Bolsonaro saliendo a reivindicar el origen aborigen de sus connacionales. Fue un logro”, ironizó.

Compartir en redes

Comentar