Gastronómicos realizaron una protesta contra las restricciones en Plaza Serrano

Dueños de comercios gastronómicos de Capital Federal y provincia de Buenos Aires realizaron una protesta al aire libre. Pidieron que se permita la apertura de locales los siete días de la semana y de las salones internos con un aforo del 30% de la capacidad, y una extensión del horario hasta las 0 horas.

Los empresarios gastronómicos sacaron las mesas a la calle para protestar contra el cierre total del fin de semana, que afecta la actividad del sector.

La medida de protesta

Desde las 11:00 comenzaron a concentrarse gastronómicos bonaerenses y porteños en Plaza Serrano. Colocaron estufas para poder permanecer allí pese al frío y colgaron banderas con distintas consignas.

“Ley de emergencia gastronómica ya” y “los restaurantes/bares no contagian” fueron algunos de los mensajes escritos en los pasacalles.

Los gastronómicos coindicen en la necesidad de trabajar todos los días y, por lo menos, hasta la medianoche.

El contexto del reclamo

Los bares y restaurantes debieron cerrar el fin de semana por el confinamiento estricto anunciado la última semana de mayo por Alberto Fernández, mientras que en la semana están habilitados a abrir hasta las 19.

La caída en la facturación y el endeudamiento constituyeron algunos de los denominadores comunes expresados por quienes decidieron llevar a cabo la manifestación.

Este sector sufre una gran crisis debido a la pandemia. Según la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica, en estos 14 meses quebraron unos 11.800 hoteles y restaurantes.

Compartir en redes

Comentar