Figueiras, dueño del laboratorio Richmond: “si todo sale bien, en junio produciremos un millón de vacunas Sputnik V”

El presidente de Laboratorios Richmond SACIF, Marcelo Figueiras, conversó con Alejandro Bercovich en Radio Con Vos sobre la producción de vacunas Sputnik V en Argentina. “Dentro del drama que está viviendo el mundo hoy esta es una buena noticia que hay que transmitir con mucha prudencia”, destacó.

La semana pasada el Laboratorio Richmond en Argentina realizó la formulación de la sustancia activa en los viales del componente 1 y componente 2 de la vacuna Sputnik V. Esos lotes, que incluyen 21.176 dosis, están en camino al Instituto Gamaleya para su control de calidad. Si ese control de calidad supervisado por el Instituto Gamaleya diera bien, se comenzaría a avanzar con todos los siguientes pasos.

“Somos el primer país en producir la Sputnik en Sudamérica”, subrayó.

“Tenemos una capacidad hoy de cinco millones de dosis pero se va a empezar con un millón en junio si todo sale bien”, detalló. Lo importante es obtener el resto de los insumos, como frascos y tapones, para poder completar la producción: “Tenemos los compromisos de entrega y para el primer millón ya están”.

Posteriormente, una vez traspasado el objetivo de las cinco millones producirán unas 500 millones de dosis por año destinadas a Sudamérica y Europa.  

“El gobierno negocia directamente con el Fondo Ruso de Inversión Directa, nosotros producimos y las vacunas son del Estado”, es decir que “en principio las vacunas son para el Estado argentino”. Los precios serán los mismos ya que eso lo rige el Instituto Gamaleya.

“Otra buena noticia dentro de esta problemática es que hemos tenido un apoyo unánime de todos los sectores”, remarcó. Recibió el apoyo del sector empresarial, del Ministerio de Salud, de Producción, de presidencia, “todo el arco político en su conjunto”.

La versión argentina de la vacuna se llama Sputnik V.I.D.A. (Vacuna de Inmunización para el Desarrollo Argentino) ya que esas siglas son el nombre de este proyecto desarrollado por el laboratorios.

Compartir en redes

Comentar