¡La etiqueta, lea la etiqueta!, Por Oscar Orquera

Por Oscar Orquera

Sobre Etiquetado Frontal de Alimentos en Argentina. Diputados daría dictamen a fines de abril.

Pregunta ¿Vos sabés qué es eso que estás comiendo? 

El mundo del etiquetado es mucho más que una cara bonita y más importante que los colores, las formas, la publicidad, las modas, quién te lo recomiende y los preciosEs (debería) el derecho a saber antes de meter en mi cuerpo, en mi sangre y en mi energía, eso que llamamos comida.

Ejemplo:

Si leés la tabla nutricional que trae cada pack te encontrás con: grasas totales, grasas trans, trigo enriquecido según Ley xxxx, mezcla de vitaminas y minerales, colorantes permitidos, sodio, derivado de trigo, derivado de avena, mezcla de emulsionantes, almidón hidrolizado, suero de queso, jarabe de glucosa, sodio y la que rompió mi asombro es la frase que dice, puede contener huevo. ¿Cómo puede contener huevo? Tiene o no tiene.

Así el mundo de las etiquetas anda por góndolas, estantes, carritos, bolsas y cuerpos.

En Argentina hay controles importantes. Entre ellos está La ANMAT, La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica que se ocupa de controlar el contenido de las publicidades de medicamentos y alimentos, entre otras cosas/productos. 

Pero ya no alcanza. Hay que darle al consumidor herramientas de autocontrol, fiscalización y con ello el poder de decisión y sobre TODO, LA VERDAD DE lo que se llevará a su boca.

Hay leyes, fechas de elaboración y de vencimiento, peso, cuantas calorías por unidad o por paquete, código de barra y trazabilidad, entre tantos otros controles, pero no todo ello, no protege de publicidades repletas de supuestos y supuestas cualidades.

¿Pero, por qué en la mayoría de los países donde se propuso que por ley las etiquetas en los paquetes sean más grandes, más legibles sus contenidos y más claras en sus composiciones, siempre saltó alguien, se opusieron varios y muchos no quisieron ni hablar y menos que se les pregunte algo? ¿Por qué? 

En Argentina 

El Senado de la Nación, votó positivamente en octubre pasado un proyecto con alto consenso sobre etiquetado frontal. Es decir, desde entonces esa iniciativa está en la Cámara de Diputados y se espera y necesita de su aprobación para que se convierta en Ley.

Esta iniciativa, repito, ya aprobada en la cámara alta, está en cuatro Comisiones, que son: Legislación General, Acción Social y Salud Pública, Defensa del Consumidor y de Industria.

Diputados reunió a cuarenta especialistas en distintas áreas que se relacionan con la salud y la alimentación. Hay, al igual que en Senado, consenso mayoritario, pero todavía no es ley. ¿Por qué? ¿Si todo lo que propone el proyecto es para el bien social?

El Diputado Nacional por Córdoba, Diego Mestre, (Juntos por el Cambio), es el presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor, y me dijo que el 26 de abril hay reunión para definir fecha de tratamiento en recinto y destacño lo positivo de este proyecto para el cuidado y control de la obesidad infantil.

Desde el oficialismo la Diputada Nacional, (Frente de Todos), por la provincia de Buenos Aires, Liliana Schwindt, que es la Vicepresidente primera de la Comisión de Defensa del Consumidor, nos contó, “que ella milita por el Etiquetado Frontal” y que esta a favor que la propuesta sea votada “tal cuál” llego del Senado.

  Que busca el proyecto de Etiquetado de Producto

  • Garantizar el derecho a la salud y a una alimentación adecuada a través de la promoción de una alimentación saludable, brindando información nutricional simple y comprensible de los alimentos envasados y bebidas analcohólicas.
  • Advertir sobre los excesos de azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, con información clara, oportuna y veraz.
  • Promover la prevención de la mal nutrición y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.

Este es solo el artículo 1 de dicho proyecto. A ello hay que sumarle la no venta en escuelas, la suspensión de promociones y los premios y regalos para que consumas tal o cual producto. Un sello de advertencia claro y de no menos del 5% del paquete. Productos con edulcorantes deberán llevar la inscripción “contiene edulcorantes, no recomendable en niños/as”; y aquellos con cafeína, deberán tener la leyenda “contiene cafeína, evitar en niños/as”.

Es decir, el Parlamento Nacional con esta ley nos dará información clara y precisa para que compres o no compres, para que consumas o no y a mayor simplicidad y claridad en el envase más y mejor información obtenida sin intermediación de seres humanos y/o mascotas. 

Seguramente alguna demora a sucedido, en este caso no por la pandemia C19, sino por la “ lobbydemía “de empresas nacionales e internacionales.

Pero son muchas las diputadas y diputados que quieren que sea ley ya el Etiquetado Frontal de Alimentos. (Debería ser ley antes de mitad de año). Son los que entiende que; si sabes más, comerás y beberas para vivir mejor.

Hay otros y otras que quieren modificar una coma, para que el proyecto se maree un poquito y regrese al Senado y así ganar tiempo, algunas empresas, ellos No.

Compartir en redes

Comentar